3/5/09

El Rio Vena se hace mayor

A partir de este punto, os tengo que agradecer el trato que me habeis concedido.Me habeis hecho un rio de capital, De Burgos, y mis últimos 8 kilometros de vida los comparto con vosotros.Mis aguas recogen en alguna ocasión los balones de fútbol que caen desde la cercana Ciudad del Fútbol de Pallafría, y estoy deseando que alguno de los cientos de niños y jovenes que allí lo practican, a veces con barro y frío, llegue a algún equipo de fútbol famoso.



Observo las urbanizaciones y modos de vivir de los humanos, en pareados,en pisos en altura, vuestros supermercados, y paso por debajo de vuestras circunvalaciones,siempre mirando con el rabillo del ojo por si a algún conductor se le ocurre la idea de amerizar sobre mis aguas, como hizo aquel chalado que se tiró con el coche a mi cauce hace algunos años. ¡olía a Dyc el cabrón del!.




Entre los puentes de Casa de la Vega y del Camino de la Plata, cerca del barrio de Vista Alegre, habeis creado distintas zonas estanciales, juegos infantiles, una pista para bicicletas y un jardín botánico, con plantaciones arbóreas y mobiliario urbano. Y, en la margen izquierda me gusta la zona de deporte y otra estancial que podrían ser usadas para actuaciones musicales configurando un mirador del río. La tercera zona es la margen izquierda del tramo comprendido entre el G-2 y la calle Eloy García de Quevedo, donde se ve un área de juegos infantiles.No me queda más remedio que devolveros el favor con alguna truchilla pequeña.







A estos les vigilo a DIARIO, para ver lo que vierten sobre mí. Atribuyen a mis choperas, cuando estoy en plena efervescencia en el mes de Junio y soltando pelusas cual si nevara, el motivo de vuestras alergias, pero es falso, mis chopos no producen alergia, sino las gramíneas que coinciden en el tiempo. A mi también me gustaria que me cambiaran los chopos por otras especies como sauces, alisos o fresnos.










Creo que os puedo llamar colegas, pues subis y bajais por mis orillas caminando o en bici, de día o de noche, pues me teneis iluminado, y aunque vuestros puentes van en consonancia con la humildad de mi corriente, a vosotros os son de utilidad.
Deciros que escucho ahora el paso del tren, y a algún viajero el ruido de las ruedas de sus maletas. Que mis orillas comparten con vosotros el Campus universitario que lleva mi nombre " Del Vena", la Casa de Cultura, tan moderna ella, las canchas de Tenis, la actividad de alguna de vuestras fábricas, El María Madre de Formación profesional, y tantas y tantas cosas que hemos vivido juntos...

1 comentario:

carlota. dijo...

Le has hecho un precioso homenaje tú río ...
Esto me ha hecho mucha gracia "¡olía a Dyc el cabrón del!. "jeje

Besos