9/1/12

RÓTULOS HANS ANDERSEN

Aquello parecía la procesión del Escudo. El camión municipal transportaba una cantidad ingente de rótulos.
En el rótulo de la sastrería aparecían pintados toda clase de trajes, luego estaban los rótulos de los estancos, con lindísimas señoritas fumando cigarrillos. Se veían rótulos con mantequilla, morcillas y arenques ahumados, objetos para sacerdotes, farmacias,ferreterías, bares de copas,tiendas de fotografía,tiendas de moda, hoteles, joyerías, librerias, lápidas para ataúdes, así como las más variadas inscripciones y anuncios. Uno podía andar por las calles durante un día entero contemplando rótulos y más rótulos.





Pero quiso el azar que ocurriera algo extraordinario con los rótulos.
Aquella noche hizo un tiempo horrible, un vendaval de viento como nadie recordaba otro igual. Las tejas volaban por el aire; viejas planchas se venían al suelo; hasta una carretilla se echó a correr sola, calle abajo, para salvarse. El aire bramaba, mugía y lo sacudía todo; era una tempestad desatada. El agua de los canales se desbordó por encima de la muralla, pues no sabía ya por dónde correr. El huracán rugía sobre la ciudad, llevándose las chimeneas; más de un viejo y altivo remate de campanario hubo de inclinarse, y desde entonces no ha vuelto a enderezarse.

Junto a la casa del viejo jefe de bomberos, un buen hombre que llegaba siempre con la última bomba, había una garita. La tempestad se encaprichó de ella, la arrancó de cuajo y la lanzó calle abajo, rodando. Y, ¡fíjate qué cosa más rara! Se quedó plantada frente a la casa del pobre oficial carpintero que había salvado tres vidas humanas en el último incendio. Pero la garita no pensaba en ello.

El rótulo del barbero -aquella gran bacía de latón- fue arrancado y disparado contra el hueco de la ventana del consejero judicial, cosa que todo el vecindario consideró poco menos que ofensiva, pues todo el mundo y hasta las amigas más íntimas llamaban a la esposa del consejero la «navaja».

Un rótulo con un bacalao fue a dar sobre la puerta de un individuo que escribía un periódico. Resultó una pesada broma del viento, que no pensó que un periodista no tolera bromas, pues es rey en su propio periódico y en su opinión personal.

La veleta voló al tejado de enfrente, en el que se quedó como la más negra de las maldades, dijeron los vecinos.

El tonel del tonelero quedó colgado bajo el letrero de «Modas de señora».

La minuta de Ojeda, puesta en un pesado marco a la puerta del establecimiento, fue llevada por el viento hasta la entrada del Gran Teatro, al que la gente no acudía nunca; era un cartel ridículo: «Rábanos picantes y repollo relleno». ¡Y entonces le dio a la gente por ir al teatro!


El letrero «Academia de Estudios Superiores» fue encontrado frente a un Salón de Juegos, y recibió a cambio otro que ponía: «Aquí se crían niños con biberón». No tenía la menor gracia, y resultaba muy descortés. Pero lo había hecho la tormenta, y vaya usted a pedirle cuentas.

Fue una noche espantosa. Imagínate que por la mañana casi todos los rótulos habían cambiado de sitio, en algunos casos con muy mala idea

La gente de la ciudad,y especialmente los turistas, andaban de cabeza, y no podía ser de otro modo si se guiaban por los carteles.

A lo mejor uno pensaba asistir a una grave asamblea de ancianos, donde habrían de debatirse cuestiones de la mayor trascendencia, e iba a parar a una bulliciosa escuela, donde los niños saltaban por encima de mesas y bancos.

Hubo quien confundió la iglesia con el teatro, y quien se presentó en el Ayuntamiento pensando que era Don Jamón..


Ahora un vendaval procedente de LACALLE quiere cambiar de nuevo todos los rótulos de la ciudad de Burgos y de su casco antiguo.

Habla de homogeneización y unificación de los rótulos comerciales, fijando las normas que sirvan como reclamo publicitario al tiempo que respeten la imagen de la ciudad. Cuenta para ello con las fuerzas "vivas" de la ciudad, comenzando por una fase de estudio y análisis de la señalización actual, que incluye no solo a los comercios sino también a los establecimientos hosteleros y a los negocios de servicios.
En la segunda fase ya se definirán las actuaciones concretas. Es decir, cómo mejorar la señalización comercial de la ciudad.¿Acaso buscarán una unificación de todos los rótulos de la ciudad en plan tristes ciudades del Este?,¿Acaso iluminarán mejor la nocturnidad tétrica de la Avda. de la Paz? ¿Tendrán en cuenta la opinión ciudadana? ¿O nos pasará como en el Museo de la Evolución Humana o en la reforma de la Plaza Mayor, donde eligieron los peores proyectos en contra de los gustos del pueblo?



Si,como dicen,quieren imitar lo mejor de las ciudades europeas, que persigan a los que se dedican a escribir en las marquesinas de los autobuses y escaparates y multen a todos los que estropean las farolas pegando anuncios, por ejemplo.


Basado en el Cuento de Christian Andersen "La tempestad cambia los rótulos"

12 comentarios:

Abilio dijo...

Hola Ata, no se si te he felicitado el año, esta memoria mía, sino, lo hago ahora.
Es lo que tienen los vendavales "callejeros" que como les de por soplar cambiaran todos los rótulos con o sin razón, porque para eso también están los gustos, pero es no quita para que los que deciden suelan tener los gustos perdidos.

Un abrazo

Temujin dijo...

Marcas blancas, coches de lujo negros, calles grises y uniformes; todo controlado y bien controlado. El individuo no es valido, la personalidad es una enfermedad que se cura con sistema, sistema y sistema.
Lacalle ha viajado poco o cuando ha viajado no se ha enterado.
Todo a la mayor gloria del edil, Pabellón Arena incluido...
Mientras, algunos proveedores llevan meses sin cobrar y algunos inquilinos no pagan...

Temujin dijo...

Un saludo, que se me olvidaba.

silvi dijo...

Son esos argumentos de renovación.. para justiciar gastos;crear mas impuestos..etc.El mundo esta así ¡!!
Que tengas un excelente AÑO...con salud todo se soporta...Besos.

Atapuerques dijo...

Siempre es buena idea felicitar el Año, Abi, aunque, ya lo hayamos hecho. Que el 2012 sea lo mejor para todos.
A mi me parece que la diversidad de rótulos aporta personalidad a una ciudad e incluso se debería fomentar, pero éstos son capaces de cualquier cosa.

Saludos

Merce dijo...

Rizando el rizo...

Atapuerques dijo...

No te diría yo que no, Temujin, a un superdigno Pabellón Arena para la ciudad y para revitalizar esa degradada zona de la ciudad. Ya lo pagará alguien.
Pero siendo inteligentes y pensando en la ciudad se debiera fomentar el uso de más rótulos luminosos que podrían ahorrar iluminación a las arcas municipales.
Pienso en la Calle Santander que con los rótulos y la iluminación de los escaparates estaría bien iluminada en horario comercial. Igual es cuestión de desgravar a quien ilumine las calles.

Un saludo y un buen año

Atapuerques dijo...

Quizás hayas dado en el clavo, Silvi. Algún espabilado les ha ofrecido a los ediles un precio inmejorable en rótulos.
Un excelente año, tengas, y a poder ser pleno de Salud, Dinero y Amor.

Atapuerques dijo...

Ni que esto fuese Jauja, Merce

María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María dijo...

¿Recuerdas, ATA?

“

...En días remotos, cuando el abuelito era todavía un niño y llevaba pantaloncito encarnado y chaqueta de igual color, cinturón alrededor del cuerpo y una pluma en la gorra -pues así vestían los pequeños cuando iban endomingados-, muchas cosas eran completamente distintas de como son ahora...” HCA.



Pues eso, que antes la diversidad, lo artesano, la personalidad, impronta e idiosincrasia de cada cual imprimía personalidad al negocio... en algunos casos haciéndolos únicos ¡¡mira que son bonitas esas calles gremiales en las que conservan sus rótulos, sus azulejos decorados, sus escaparates antiguos!!


Y... 

¿Ahora me cuentas que en Burgos os lo quieren poner todo prefabricado y de plástico? 



¡¡Están locos estos romanos de verdad!!:-)



Cuando leía tu versión del cuento ( mu güena) me daba la risa porque sabía que al final de una u otra forma tendría que ver con algo que le iba a ocurrir a Burgos y no me imaginaba qué podía ser... ¡¡tamaña tontería!! no... la verdad. 



No imaginaba que os gobernara gente tan ciruela jajaja ¡¡son aun más desastres que yo!! y...¡¡qué tú!! jajaja es que me estoy acordando de lo de tu niño jajaja ¡¡ay ATA!! jajaja






Un beso grande en rótulo con luces de colorines como los los de Broadway, ya puestos a copiar... a lo grande:-)

....Aunque a mi, ya puestos me gusta mucho más ESTE ( es de la Coruña) jajaja el otro enlace en lugar de lo que quería enseñarte, me salía el blog donde lo vi:-)


Muaaaaaakss feliz noche.

Temujin dijo...

Atapuerques es de razón antes de gastar más pagar a los que debes, no si se conoces que el Ay-untamiento ha sufrido cortes de suministro de gasoil por no pagar sus deudas y aqui hablo con conocimiento de causa. Primero pagar y luego gastar, que somos castellanos y gente seria.