30/1/12

PERDER LAS FORMAS

Se pueden perder las formas. Aunque no es recomendable hacerlo. Si cogemos una corona y la prensamos haciendo un rebuño con ella se convertirá en un amasajillo, aunque continuará teniendo su significado.

De este bloque de hierros nadie diría que es el Azor, pero la historia y los fantasmas habitarán siempre en sus formas hagamos lo que hagamos, y por mucho que se desguace y se convierta en un bloque metálico será imposible eliminar su historia y su pasado.

El Azor,para refrescar la memoria, fue el emblemático barco de Franco,donde pasaba las vacaciones de verano con su familia y, en ocasiones mantenía reuniones de Estado con sus ministros y otros mandatarios.



Hubo una gran polémica durante el primer gobierno socialista al ser utilizado por Felipe Gonzalez para sus vacaciones de verano.
En 1990 fue subastado y su comprador trató de convertir el barco en una especie de lugar de ocio flotante. Por diversas circunstancias, lo dejó varado en medio del campo castellano,en Cogollos en la provincia de Burgos, donde se convirtió en reclamo turístico para curiosos de un negocio de hostelería.



Ahora el Azor está en el Matadero de Madrid. El artista Fernando Sánchez Castillo ha podido comprar el Azor varado en mitad del campo burgalés para hacer una obra artística con forma de prisma, resalzando así un minimalismo impersonal constructivo y buscando la ausencia de referencias sentimentales o emotivas.





Este Azor deconstruido convertido ya en material de desguace, nos debiera llevar a tener una historia de la memoria como conocimiento crítico del pasado , en contraposición de esa memoria histórica que es recuerdo del pasado con fines ideológicos.

9 comentarios:

Temujin dijo...

Conozco personalmente a quien compro este Barco, Lázaro (el dueño de Los Trillos) y a quien regenta el establecimiento de Cogollos (que abrió Lázaro y luego ha sido vendido a un mayorista de carnes Ramón y hermanos Masa).
A mi este arte, más que arte me parece una gilipollez y los que lo admiran gilipollas, (aquí ya me queman algunos intelectuales). En fin parece que la Historia en España depende del barrio y así nos va.

Abilio dijo...

Hola Ata, tampoco habia que llevarlo al matadero para matarlo, pero al "supuesto" artista... jijijiji.

Un abrazo

María dijo...

Pues aquí mi querido ATA, estoy con TEMU...

Si convertir un barco en chatarra prensada es algo artístico, todos los desguaces de este país son galerías de arte.

¿Cómo fue que el Azor fuera a parar a un campo de Burgos? jajaja mira que somos retorcidos a veces... yo no entiendo que todo lo relacionado con el franquismo tenga que ser volado por los aires, la verdad es que no lo comprendo. Se cambia la simbología y punto...¿tienen ideología las piedras, la madera o el acero?

Comprendo que si algo atenta contra la sensibilidad de alguien por hacer apología de ese régimen o estar hechos con sangre de inocentes duelan los recuerdos que puedan traer y se le intente quitar toda simbología, pero de ahí a hacerlo todo cenizas...


Mira que debía ser curioso ver un yate en medio del campo jajaja



Un beso muuy grande ATA.

Temujin dijo...

El azor fue vendido como chatarra Maria y por eso fue a Burgos. Normalmente es lo que solemos hacer, que somos muy nuestros...

Atapuerques dijo...

La Historia de España, Temujin, siempre sera Una y Grande, Jaja, la escriba quien la escriba. ¿Los hermanos Masa de ascendencia extremeña, acaso? Joer.
Cualquier cosa menos arte.

Atapuerques dijo...

El matadero de Madrid ahora es un gran complejo cultural y de servicios recuperado por los madrileños, Abi, pero el "artista" es un "genio". Denel, que decía mi abuela

Atapuerques dijo...

Los chamarileros, Temujin, somos muy sensibles con la chatarra.

Atapuerques dijo...

El Arte, María, es lo que se pasará si no te abrigas bien estos días. Así que ya sabes.
Algunos desguaces son mucho más artísticos que el prensado de nuestro maestro Sanchez. Al parecer anda removiendo todo aquello que huele a franquismo para "deconstruirlo". Es un nuevo estilo artístico denominado Obsesoantifranquismo. Incluso ha llegado a conformar una fuente con una cabeza de alguna estatua del difunto. Lo que no se sabe es a qué se dedicará ahora que ha terminado con el último vestigio que quedaba.
Por cierto, el amigo tabernero Lázaro, que hace unos asados solo aceptables, lo adquirió con la condición de que se dedicase a chatarra, y lo cumplió a rajatabla al colocarlo en medio de la tierra y a 300 kms. del mar. Chatarra oxidada y con hierbajos hasta en el mástil más alto de la nave. Si antes paraba poco personal por ver el reclamo, me temo que el negocio hostelero de Cogollos de Burgos volverá a cambiar pronto de dueños. Se lo llevará el viento.

Besos y abrígate

Temujin dijo...

Ramón Masa y sus hermanos, nacidos en Cogollos (Burgos). Atapuerques son los que venden los corderos a Hipercor para toda España, me consta que tienen muy buenos camiones, no así furgonetas...ya me comprendes...