13/5/10

EYJAFJALLA DE LA SAL




"Como un volcan pero a camara lenta y sin calor"

Así se formó el DIAPIRO de Poza de la Sal (Burgos), por movimientos por flujo plástico de las rocas salinas, formando el diapiro más grande de Europa.







Las estructuras geológicas intrusivas, formadas por masas de evaporitas (sales, anhidrita y yeso) que, procedentes de niveles estratigráficos muy plásticos(sobre todo del Keuper) sometidos a gran presión, ascienden por las capas sedimentarias de la corteza terrestre, atravesándolas y deformándolas, en un lento proceso medible en millones de años que se conoce como diapirismo. Adquieren forma de cilindro, seta o gota y suelen ser de gran tamaño (de cientos de metros a 3 km de diámetro en sección horizontal).
Estas sales se aprovecharon en Poza de la Sal para la producción de la sal, conduciendo el agua de los manantiales por una red de acueductos hasta unas plataformas horizontales construidas en madera y piedra (debido al desnivel del terreno) denominadas granjas y en las que el agua se reparte en parcelas rectangulares o eras. La evaporación del agua deja lista la sal para su recolección en unos depósitos protegidos de la lluvia o terrazos.

Las salinas de la villa de Poza de la Sal fueron ya explotadas desde antes de la época romana y su valor estratégico justificaba la fortificación de la villa para su defensa en la Edad Media. Estas salinas de manantiales de interior eran las principales del norte de la Península Ibérica.
El mar contiene cantidades ingentes de sal marina que se cultiva por evaporación, pero su transporte hacia el interior era costoso.






La importancia de la sal era grande hasta hace pocas décadas y se consideraba un material precioso como conservante alimentario, pero hasta la explotación minera de los yacimientos subterráneos, su producción estaba limitada a las salinas costeras, por lo que su posesión era muy codiciada. A tal punto llegaba su importancia que se utilizaba como forma de pago ya desde época romana, siendo este el origen del término salario.

En la actualidad las minas de sal están en desuso pero se puede observar todo el proceso de obtención de la sal en el museo de la sal de Poza de la Sal.

La sal ha sido básica en la alimentación humana, como conservante de carnes o de pescados, como necesidad para el organismo humano que la necesita, pues se elimina y es preciso recuperarla, o por su placer para el paladar.
Hubo épocas que se utilizaba de trueque o para pagar el "salario", pero actualmente su importancia está en manos de los restauradores usando la sal marina de Guérande o las escamas de Maldom o la sal rosa del Himalaya. Un buen ejemplo podría ser una buena DORADA A LA SAL para cuatro personas:

4 doradas de unos 300 gr cada una
1 kg de sal gruesa normal
Tiempo de realización 30 minutos
Preparación
1. Si se desea, pasar por un poco de agua las doradas enteras, para lavarlas un poco.
2. Cubrir el fondo de una fuente de hornear con sal gruesa. Mojar la sal con un poco de agua, pero muy poco.
3. Colocar las doradas encima de la fuente y cubrirlas con el resto de la sal, hasta que queden totalmente cubiertas.
4. Introducir en el horno, precalentado a 200 ºC, unos 30 minutos, hasta que la sal se rompa un poco.
Una buena salsa y un buen provecho
Poza de la sal...Poza de la Sal... ¿De qué me suena a mi ese pueblo?¿Habrá nacido allí alguien famoso?

16 comentarios:

V dijo...

Cuando he empezado a leer he pensado: joder, me persigue la geología o estoy flipando, una de dos XD XD ¿Esto es pa´que no me distraiga o qué? jajajajaja

Muy instructivo, desde luego. Y qué rica la dorada a la sal, mch mch, qué hambre... XD

Una pena que estén en desuso la salinas estas, la verdad. Hace dos... no, tres años, estuve yo en las de Sta. Pola. Otro rollo, claro, pero es interesante el asunto, la verdás. Las Salinas siempre lo hemos sido, jo jo jo XD

Lo que me ha extrañado... seguro que la sal del Himalaya es rosa?porque entonces nos la dieron con queso (bueno, precisamente con pulpo) a mi ex y a mí una vez. Fuimos a un sitio tó pijo, y pedimos justo pulpo con patatas, y sal del Himalaya... como nos picaba la curiosidad, preguntamos qué tenía de especial, pr! y el caso es que el camarero nos vino con un botecito que parecía de betún de limpiar los zapatos, y nos enseñó el contenido. Efectivamente, sal (que la probamos) pero era negra. Sabía igual que la sal normal, no te creas, salao. Pero no era rosa, no. Así que no sé... menos mal que no pagaba yo XD XD

En fins... voy a ver si sigo con lo que estaba.

Besitos, salaete! XD

Temujin dijo...

Buena y muy salada entrada. Solo una apreciacion la dorada o lubina si es grande mejor. Mejor una de kilo y medio que cuatro de 300 grms. Interesante origen que desconocía...

Merce dijo...

Félix Rodriguez de La Fuente.

En ese pueblo estuve yo de niña, mis padres tenían allí un amigo.

Antes cocinaba yo mucho la dorada de esa manera...

Se te echaba de menos, Ata.

Besos.

KOKYCID dijo...

Muy interesante lo del DIAPIRO, no lo había oído nunca. Entre el ribera del otro día y la dorada de hoy, me estas abriendo el apetito.Un saludo.

Atapuerques dijo...

Vero, ¿tu ex te engañaba con la gorda o con la fina? Me refiero a la sal, porque seguro que te engañó con la sal de Himalaya, que no será de Pakistan pero negra no es en absoluto. Más bien pink, pink, pink, like the panther.
¿Estas cosas entran en la opo, resalada?

Atapuerques dijo...

Temu, las lubinas y doradas de ahora provienen en su mayoria de explotaciones intensivas en viveros, y una dorada de un kilo y salvaje tiene que tener un precio prohibitivo.
Son muchos los secretos de mapamundi burgalés.
Un saludo

Atapuerques dijo...

Respuesta acertada Merce.
Espero que te gustase Poza de la Sal. El museo de la Sal está inaugurado hace poco y merece una visita.
Te felicito, aunque tarde, por tu cumple.
Mil besos

Atapuerques dijo...

Kokycid, lo tuyo ahora es el libro del buen padre, el pañuelo de limpiarte la baba, e intentar dormir a pierna suelta.
Enhorabuena

V dijo...

Eso depende de a qué llames tú engañar :) Me refiero a la sal, por supuesto. De todos modos él de sal, como que lo mismo que yo. Engañados como a chinos los dos, por el camarero. Ya se lo diré yo -a mi ex, digo, para que no le vuelvan a engañar XD-.

Estas y unas cuantas más, síp. Es lo que tienen las materias dobles, ya ves.

Bexitos y buena tarde de domingo! :D

El Autonómico dijo...

Si es que en Burgos tenemos de todo: Sal, buena carne, vinos excelentes... ¡sólo nos falta tener oro y petroleo!

Atapuerques dijo...

Discrepo contigo Autonómico
Y oro tenemos también basatante, lo que pasa es que ni lo sabenos encontrar ni lo sabemos vender. La Catedral, El Camino de Santiago, Atapuerca, tres patrimonios de la Humanidad, que nuestros políticos no saben aglutinar para reclamar ser CIUDAD PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD.
Buena semana

Álvaro Tilo dijo...

Y un poquito de petróleo todavía sacamos de la zona de La Lora.

Bonita entrada e ilustrativa. Me ha gustado.

Tienes toda la razón ¡qué mal! sabemos vender todo lo que este provincia atesora.

Y permíteme una pequeña aclaración, que si me lee un amigo se va a cabrear conmigo (se paso un montón de horas pintando flechas amarillas) Tenemos dos Caminos de Santiago, el Francés y el de Bayona que después de recorrer el País Vasco, atraviesa El Condado de Treviño, Miranda, Pancorbo, Briviesca... hasta llegar a la Iglesia de Gamonal, Santa María la Real y Antigua donde se unían ambos y todos juntos...hasta Santiago.

Creo que Felix debería estar descansando en el pueblo que le vio nacer.

Un abrazo.

Atapuerques dijo...

De a cuerdo en ambas cosas, Alvaro Tillo,El camino de Santiago, también viene desde Bayona, Pais vasco, Miranda, Briviesca, iglesia de gamonal o carretera de Logroño.
Seguro que no pasa por valladolid, como ahora pretenden. Hablamos del Camino francés de Santiago, el de toda la vida, vamos.
Félix descansa en Burgos, pues su viuda no quiso que se fuera a Poza, aunque lo que hubiera querido él,era ser enterrado en el mismo Alaska, dondo murió.

María dijo...

¡¡Jopi, ATA!!

La primera parte se la hiciste expresamente para que VERO, repasara a la vez que te leía ¿eh? ;-)
no me he enterado de na jajajaja

Y sí, me temo que si la sal que le sirvieron con el pulpo era gris, no era la del Himalaya, que tengo yo un cuñado muy "sofistication" y nos surte de esas cosas, seguro que lo sabes pero es roja, anaranjada por el hierro que contiene. Por cierto, estoy recordando que hay una sal gris francesa Guerande, creo que se llama, que a lo mejor es la que le pusieron a VERO...tiene como arcilla, por eso es gris.

...Sinceramente, yo apreciar no es que aprecie muchísimo la sutileza de estos sabores, pero me gusta por ejemplo la del Himalaya, porque cruje cuando la comes y te deja un regustillo rico.

De vuestras minas no tenía ni idea, la verdad es que vosotros los Burgaleses sois de lo más completito, como tu entrada, si es que no le falta de na, muy bien ATA.


pero lo siento, te pongas como te pongas...

AQUÍ NO HAY PLAYA ;-)


¡¡Qué rica la lubina!! Mmmmmmmm


Muchos besos y feliz semana.

Atapuerques dijo...

La sal del Himalaya, María, parece más un concepto, o conceto que diría el ilustre gallego, sobre la pureza de las cumbres del Himalaya que no ha pisado ser humano. En realidad debe proceder de unas minas de sal ubicadas en Pakistan. También en España es famosa la sal de Cabezón de Sal, Cantabria, que todos los años regalaban al Claudillo por Navidades, con el lema de "SAL DE ESPAÑA,CABEZON". Ya ves que bajo hemos caido que ahora al Cabezón solo se le regalan anchoillas de Cantabria con el lema de ¡Ave, César!.
Vale, María, me has dado en tol bebe, pues en Burgos no tenemos playa, vaya, vaya...Frontón, Sí, y lo otro también.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.