21/1/11

BABIECA NO ERA HISPANO BRETON



Por aquí solemos llamar "babieca" a aquella persona simple o boba.

Nada que ver con Babieca,el caballo del Cid Campeador que era un caballo norteafricano comprado por mil dinares, de gran agilidad y velocidad,diferente de los caballos de guerra, que eran robustos, pesados y relativamente lentos.En sus correrías contra el moro estaría acompañado por caballos hispanos bretones.
Esta raza proviene del cruce de yeguas autóctonas del país con sementales de tiro importados de Francia (Bretones). Este cruce contribuyó a producir el caballo de tiro en España, aunque hoy en día se le destina en su mayoría a la producción de carne.






La carne de potro hispano bretón será la protagonista de los tapas que elaborarán 34 establecimientos de hostelería de Burgos en la V edición del Concurso de Tapas de San Lesmes que se desarrollará entre los días 21 y 30 de enero.

En las zonas montañosas del norte de Burgos los potros hispanos bretones viven en libertad, aprovechando los pastos que crecen después que se haya derretido la capa de nieve del invierno. Los animales viven totalmente a la intemperie.

La carne de caballo se come en Europa desde edades muy antiguas. Se ha considerado como más dulce, tierna, y baja en grasas, y más alto contenido en proteínas que la de cerdo o ternera.En concreto la carne de hispano breton del que se podrán degustar 70 tapas distintas es una carne excelente, tiene menos grasa que la carne de pollo, un gran contenido en Omega 3, más proteínas y vitaminas que el resto de la carne. Su sabor se asemeja al de la ternera, algo más suave.

Si un Hispano Bretón nace negro ya tiene un lugar reservado en el tiro de la Guardia Real.

15 comentarios:

Temujin dijo...

He comido carne de caballo en Francia y la verdad es que esta muy buena. La raza de los caballos de allí, no se si sera la misma que los de aquí, pero me gusto mucho; tiene un sabor dulce. Ahora todo tiene Omega 3, lo voy a anunciar en los camiones.
Camiones Temujin con Omega 3, la hostia...

María dijo...

Pero...¡¡ATA!! ¿te has tomado una centramina? :-)

¡¡ Vaya velocidad has pillado hoy !! te voy a felicitar el finde catorce veces antes de que termine el viernes:-)

No, si por lo que veo, andáis buenos todos hoy, que...¡¡Va bueno TEMU también, con su Omega 3, en el camión!! jajaja.

Pues no sé, seguro que es sanísima la carne de caballo, pero yo la he probado y me sabía demasiado dulce y mira que a mi me pirria lo dulce, pero se me hizo rara.

Claro, que no se si fue eso, o que había visto al potrillo vivo y después en el plato... sinceramente aquel día tuve complejo de asesina come niños, porque ...¡¡mira que es precioso un potro!! no me explico como se puede matar un animal así. Yo tendría remordimiento de por vida :-)


Si ves que te sigue el acelere, te preparo una tila ¿OK? :-)

Muchos besos relajantes y con mucho Omega 3 :))

(lo del finde...te lo vuelvo a decir en la siguiente:-)

Atapuerques dijo...

Por enfermedad o por economía, o porque cerca había una carnicería de equino, en mi casa se consumía cuando yo era más niño que ahora, y no recuerdo ningún sabor especial. Son, Temujin, potros hispano bretones, mitad españoles y mitad franceses.
Si anuncias "Camiones Temujin LTD" con Omega3, pensarán que te dedicas al transporte del salmón, lo que tampoco está mal.Oslo-Burgos.
Buen finde

Atapuerques dijo...

Yo no tomo dronjas, María. Si acaso algún myolastan, algo de Trankimazin, medio gramo de Lexatin y chupito wisky.
Te explico. Blogger me ha "comido" un par de entradas, de esas que te cuesta parir y ha sido para ponerle a prueba, pero no volverá a pasar. Poca producción, pero intentando decir algo, que ya sabes, que en ocasiones es dificil de conseguir.
¿Te dió la vena vegetariana?
No veas lor ricos que son los cerditos cuando nacen, o los pollitos...y un corderito norit..
Y lo ricos que saben en el plato bien cocinados. Con el potro hispano breton nos pasa lo mismo.Están predestinados a consuma humano a
diferencia de los caballos de trotar...caminito de Herez.

Ya, sí, buen finde, besos, y algún antioxidante

María dijo...

Bueeeeno, siendo así jajaja ya me dejas más tranquila :-) ( me refiero al cacho pedal que te vas a agarrar con ese coctel molofff que te has preparado...)


Verás supongo que tienes razón, pero te aseguro que si viéramos a los animalillos antes de comérnoslos, la mitad de las veces quedaban en el plato... o no llegaban a él...a lo mejor, es que yo soy medio boba, que también:))

Te diré que como de todo, pero si me dieras a elegir colocaba a la fruta primero, después al pescado y por último aunque va el primero en afición... "el helado de chocolate" toooodo el año tomo helado antes de acostarme, como otros se toma leche con galletas, pues igual.

Tú te tomas un filete de caballos de los tuyos, sazonado con lexatil y flambeado al whiski y yo...unos melocotones, unas fresas, melón y un cuenco hasta arriba de helado ;-)

Bueno, ya me pongo seria, que me paso de gamberra, lo sé.

Mira aquí en Galicia, hay un caballo más bien pequeño, pero muy robusto, que se cría por los montes, aquí mismo en el Monte Aloia, hay cientos de caballos y vacas sueltos...no se si has oído hablar de la "rapa das bestas" que es una especie de rodeo gallego, bajan los caballos del monte los meten en un cercado de piedra y les cortan las crines...

Bien, pues esos caballos, sólo cuando son potros, porque los adultos tienen la carne ya muy dura son los que se comen aquí (quien los coma )... lo cierto es que aquí, es una carne muy así, en plan exquisitez ... pero vamos, que a mi mejor que no me presenten al futuro cadáver antes, que quizá por eso no aprecié su sabor...

Vaya rollo te he soltado... sorry ATA!!!

Es que aún tengo que seguir currando un poco aún y... ya no sé lo que inventar, para no ponerme otra vez con el rollo que tengo encima de la mesa:-)


Ya te dejo y ahora sí...¡¡feliz finde!!
Muaaaakss, ATA

Novicia Dalila dijo...

No he comido jamás carne de caballo (ni de aveztruz, ni de ballena, ni de mono, ni de perro, ni de largato, ni insectos)... Sólo lo haría en caso de extrema necesidad. Los insectos creo que ni así...
El caballo, como animal, me encanta. Creo que es porque Furia me marcó mucho. Igual que Rintintin....

Un beso, Ata.

KOKYCID dijo...

Cuando yo era niño, había una carnicería equina en la esquina entre C/General Mola y C/Defensores de Oviedo y me daba un "yu-yu"...
Me gusta más verlos trotando libres en la zona del Valle de Losa,que abiertos en canal encima de un mostrador de marmol. No obstante no tendría reparos en probarla.
De Babieca me acuerdo de las pipas

Atapuerques dijo...

¿Y gambas sí que comes, Novicia? Es una especie muy simpatica y tan frágil...
Hay animales que criamos para alimentarnos y así se acepta y le caballo hispano bretón es uno de ellos. Al menos vive en libertad en el campo a sus anchas, y no como esas pobres ocas a las que tanto enfermamos para comermos su rico foie.
Ahora con la invasión china, a saber que comeremos en sus restaurantes.
Buen finde

Atapuerques dijo...

La recuerdo perfectamente y mi madre compraba allí carne de caballo, aunque
A mí también me gusta el alegre trote del caballo

Abi E. dijo...

En Gamonal por la plaza Roma habia una carniceria de carne de caballo y efectivamente es muy sabrosa y pelin mas dulce.
En cuanto a llamar Babieca, mi abuleo que era nacido en Hecho (Huesca) y vivia en la Rioja también lo decia mucho.
¡AH! y si dejan hacer fotos en el MEH cuenta con ellas.

Un abrazo

Merce dijo...

Mis padres van a estar por allí en esas fechas, les diré que me traigan un cachito en un taper. ;-)

He visto en el telediario que cae una buena pelá... ¿no?

Atapuerques dijo...

Que elijan entre el polvorilla y el extremeño. Es mi predición.
Habladurías. Hace igual que por Madrid o Salamanca. De hecho están montando una fábrica de polillas en el alto de la Varga, Merce.
Un relincho, ¡uhy perdón!, un beso.

panterablanca dijo...

A mi hermano mayor, en los años cincuenta, la carne de caballo lo sacó de una anemia que casi se lo lleva al otro barrio. Nunca lo he probado, que yo ya soy del baby boom , y lo de las anemias post guerra quedaba ya lejos.
Me ha gustado el post, me ha recordado lo mucho que me gustan los caballos frisones (que rima con bretones ;-P)
Besos salvajes.

Atapuerques dijo...

No nos des pistas, Pantera, que si algo tiene los caballos frisones es su docilidad. Cualquiera puede estar expuesto a padecer una anemia.
Besos trotones

panterablanca dijo...

Una anemia sí, una anemia postguerra, ya no tanto.
Besos selváticos.