11/2/10

"primer rechazo" a la violencia machista

El pasaje de la afrenta de Corpes, donde los infantes de Carrión no dudan en agredir y abandonar a sus esposas para vengar un supuesto agravio cometido contra ellos por Mio Cid -padre de las vejadas-, ha sido puesto como ejemplo del primer rechazo a la violencia machista en plena Edad Media, por Hernando (Gijón, 1966), profesor de español en la Indiana University-South Bend (Estados Unidos).



Solar del Cid, donde estuvo su casa, y al fondo el camposanto y la catedral




"Los infantes han entrado en el robledo de Corpes,
el arbolado es muy alto, las ramas suben a las nubes,
los animales salvajes andan alrededor..."

Allí las desnudaron y, atándolas a un árbol, las azotaron con sus propias espuelas y después prosiguieron su camino, dejándolas abandonadas, con sus cuerpos cubiertos de sangre.




Cimborrio de la catedral de Burgos del arquitecto burgalés Juan de Vallejo, que ilumina los restos del Cid.


La violencia de género, si se la quiere llamar así, ya es en ese momento histórico algo inaceptable. No sólo no tiene el efecto que los infantes pretendían, sino que les hace perder cualquier traza de la legitimidad que podrían tener en su queja, ha señalado Hernando, reciente autor del estudio "Poesía y violencia".

Para este filólogo, lo realmente fascinante es que lo que se pierde no es sólo la legitimidad de los infantes, sino como parece también, la de la violencia misma, ya que el Cid renuncia a su derecho de represalia y pide al rey "que actúe como juez entre él y los ofensores".
Hay que valorar el contexto de la Edad Media, donde el derecho y la capacidad de ejercer la violencia es algo habitual "en un constante estado de guerra", donde el profesor Hernando ha encontrado lo que ha denominado "una transición histórica" dentro del sistema penal.

Según Hernando, el Cantar de Mio Cid pone de manifiesto cómo el concepto de venganza se canaliza desde la represalia personal, es decir desde el ojo por ojo, diente por diente, hasta su moderna consideración como un atentado contra toda la sociedad.

"La corte del rey (Alfonso VI), reunida en Toledo, canaliza la venganza, pero también la sustituye", ya que Rodrigo Díaz de Vivar "presenta las ofensas de los infantes como una ofensa al rey", por lo que pide a éste "que los castigue".

En el caso del Campeador, tanto en el libro como en la vida real, éste "debió su éxito a una violencia aplicada con extraordinaria precisión táctica y política", ha concluido Hernando

12 comentarios:

Abi E. dijo...

Hola Ata, veo que has cambiado de look, será que te llaman los carnavales y has decidido disfrazar todo ello, jajajajajaja.

Buena entrada sobre el Mio Cid y la violencia machista.

Curioso e ilustrativo el video.

Un abrazo
el lio de Abi

Merce dijo...

Está genial el vídeo. Gracias.
Si que resulta curioso que en aquella época y tal y como se las gasta el Cid no fuera directamente a por ellos.

Besos, Ata.

El Autonómico dijo...

Menudo juez tuvieron los infantes: el cid cabreador. Los sentencia a devolverle sus espadas, la pasta de la dote y son retados y ajusticiados. A los juzgados de violencia sobre la mujer todavía les queda un laaaargo camino. Por cierto, bonito diseño.

V dijo...

Puf, en algún momento se ha de situar el punto de partida. Lo que no sabía yo es ande, pero bueno yo del Cid lo único que recuerdo es que me tocó aprenderme éste -lo he buscado adrede, no te creas-:

124
Los infantes deciden afrentar a las hijas del Cid
Piden al Cid sus mujeres para llevarlas a Carrión
EI Cid accede
Ajuar que da a sus hijas
Los infantes dispónense a marchar
Las hijas despídense del padre

Como no podía ser de otro modo, el asunto me traumatizó ya para los restos. Si lo buscas verás lo largo que es. Pues así, rollo loro que me tocó :S




Chulísima la plantilla. Pero chulísima!!! :D Te estás modernizando Atapuerqués. En la próxima una foto -tuya- con una cresta morada sería lo más XD!!!

Besitos.

Temujin dijo...

Joder, pensaba que me habia equivocado de pagina...
Importante el acento de Atapuerqués..

Me gusta la nueva vista...

El Cid fue un simbolo de la Justicia.
Era luchador pero justo.
Algunos imbeciles diran que si es simbolo fascista y otra seri de gilipoyeces al uso actualmente.
Pero para mi siempre sera un heroe y yo me siento orgulloso de haber nacido aqui en su casa...
Creo que en bayadoliz la junta esta intentando descubrir sus raices putelanas, perdon pucelanas...
Se me ha puesto la carne de gallina la verdad...
Enhorabuena...

V dijo...

Juas, me ha dado por mirar en el feedjit este que tienes ahí al lado, y sale una búsqueda de alguien que ha metido en el google "augnlo eréctil" o cosa por el estilo... jajajajaja que me meo... pero qué clase de blog degenerao tienes que te llegan estas búsquedas??? XD!!!!

Mira que esos trastos son curiososo... ay qué ver! Recuerdo del mío cada una... que sólo podrían calificarse de épicas. A todas luces vaya XD XD!!!

Buen día tengas, chulo! :D

KOKYCID dijo...

Bonito cuaderno de anillas. El Cid era todo un tipo (bajito, dicen) pero todo un tipo.

BIPOLAR dijo...

¡Cómo mola este diseño!
Para un hombre tan primitivo no está nada mal. Va a resultar que pertenece usté y todo al clan del Homo Neanderthalensis extinguido por clavarse una montonera de clips en el cogote jejeje.

Temujin dijo...

Polvo, sudor y hierro.. El Cid cabalga...

Novicia Dalila dijo...

Veo que has redecorado la cueva, Ata. Te ha quedado fenomenal.

Me ha gustado el referente hace mogollón de siglos (10 creo, no??) de un tema, por desgracia, tan de actualidad.
Muy interesante :D

Un beso y buen finde, Ata

Fuentecillas dijo...

Hola Atu
¡¡ mola la nueva imagen de tu poderoso blog¡¡ Felicidades niño.
El barrio San Pedro al otro lado del arco lo vemos muy a menudo.Bueno lo que queda hoy por hoy.
Saludos niño.

Atapuerques dijo...

!Qué majos sois todos, que os ha gustado mi nuevo diseño¡ Vosotros sois los culpables que me animais a mejorar.
Gracias a a todos.