20/7/11

TRAS LA JOYA VERDE




La inagotable capacidad de sorpresa de Atapuerca se materializa en un misterioso brazalete de oro de la Edad de Bronce y con una antigüedad de 3.500 años que miembros del Grupo Espeleológico Edelweiss encontraron en 2004 cuando desentrañaban el complejo kárstico de la Cueva del Silo, una red laberíntica de pequeños conductos que convergen en una galería principal por la que discurrieron las aguas durante el Pleistoceno.

Ahora esta joya es la protagonista principal de una exposición temporal sobre el funcionamiento del kárst de Atapuerca en el Museo de la Evolución Humana con la que se quieren contribuir a la celebración del 60 aniversario del grupo espeleológico burgalés.

Ana Isabel Ortega, uno de sus miembros, recordaba ayer el momento en el que apareció el brazalete. «El descubrimiento nos sobresaltó por lo inesperado y por el lugar en el que apareció, encima de la terraza fluvial y por debajo de los bloques del techo, en un sitio muy recóndito. Salimos de la cueva para enseñárselo a todo el equipo de Atapuerca», apuntó.

El brazalete tiene una dimensiones tales que solo le cabe en el brazo a una mujer (7,41 centímetros y 88,4 gramos de peso) y tiene morfologías de la Edad del Bronce.
En opinión de Ana Isabel Ortega, este hallazgo pone de manifiesto que durante la Prehistoria reciente, desde el periodo Neolítico hasta la Edad del Bronce, todas las cuevas son utilizadas por nuestros antepasados, incluidas las más recónditas.
De este modo, el hallazgo se relaciona con los grupos humanos que utilizaron el Portalón de Cueva Mayor como asentamiento principal, la Galería del Sílex como santuario y el Abrigo del Mirador y la Cueva de la Revilla como lugares sepulcrales.
La coordinadora del MEH, Aurora Martín, avanzó que esta muestra será la primera de varias previstas para dar a conocer al público todas las cavidades de la Sierra de Atapuerca. «Es importante conocer a fondo el kárst formado en el Pleistoceno Inferior porque en la Cueva del Silo, aunque no hay un yacimiento arqueológico en el sentido estricto, hay señales de ocupación por una serie de grabados en su interior y restos de fuego y, además, fue un lugar elegido por una persona para esconder esta joya que es el brazalete», subrayó.

La muestra ha sido organizada por el MEH y el Grupo Edelweiss y ha contado con la colaboración del Museo de Burgos. Se divide en cuatro apartados en los que se ofrecen fotografías, planos y recreaciones para comprender cómo es la cueva, las intervenciones que han tenido lugar en ella, su significado dentro del laberinto de galerías existentes y las hipótesis que se barajan sobre su ocupación por los homínidos que poblaron Atapuerca hace 3.000 años.

Permanecerá abierta hasta el 25 de septiembre y la entrada es gratuita.

10 comentarios:

María dijo...

Me has hecho mucha gracias ATA ¡¡cómo se nota que estamos en cisis!! me refiero a lo de...jajaja la entrada es gratuita:-)

Pues mira, a mi aunque costara me encantaría ver esa joyita que tenéis ahí y otras más... que mira que tenéis preciosidades voostros... bueeeeeeno y a otros jajaja ¡¡pero eso ya!! ni se duda...

Iré, no se cuando pero iré... antes del cretácico del siglo XXII y de que los dinosaurios vuelvan a poblar el planeta... ¡¡es una promesa formal!! ;-)



Un besito ATA... gracias por todo lo que nos enseñas de tus cuevas ¡¡jo!! si no fuera por ti...¡¡vaya pandilla de ignorantes estábamos hechos!! :-)



Muaaaaaaaaaaaksss me voy de finde largo hasta el martes... disfruta también mucho del tuyo.



Good night, ATA.

Abilio Estefanía dijo...

Hola Ata, pués habrá que subir a verlo y si encima es de gratis mejor que mejor, que ahora no estamos para derroches, aunque en cultura no es derroche sino inversión para el intelecto.

Un abrazo

panterablanca dijo...

Las joyas encontradas en yacimientos antiguos, suelen ser siempre piezas muy interesantes de ver, y muy bonitas. Hace poco comenté en twitter, que había visto en Grecia (quizá en Creta) unos pendientes de oro en forma de abejas, de 6000 años de antigüedad, hechos de una forma precisa y delicada. Eran preciosos.
Besos felinos

Temujin dijo...

Mi mujer ha estado esta tarde con la mitad de la familia, mañana voy yo con el resto; la verdad es que el museo merece repetir la visita...Mañana lo veré.

Merce dijo...

Me temo que me voy a quedar con las ganas!!!

Atapuerques dijo...

Es que no te animas, María, ni aunque sea gratis. Seguramente te montes las vacaciones en algún sitio con playita. Pues que lo disfrutes.
Besos

Atapuerques dijo...

Discrepo, Abi. Hay mucho derroche en cultura. ¿Cuántos funcionarios no tendrá nuestra cultura en Pucela?
Todo un gasto inútil.
Saludos

Atapuerques dijo...

¿Te los compraste, Pantera?
Menudo gusto más exquisito, ¿no?
Cuenta, cuenta cosas de Creta.
Besos cavernícolas

Atapuerques dijo...

Temujin. Me gusta más la joya que el museo.

Atapuerques dijo...

Con lo entretenida que está ahora la N-1. Tú te lo pierdes, Merce.