15/2/11

CALCOLITICO ROMANESCO

Los rumanos nos están robando el cobre.
Los robos de cable de cobre en Aranda de Duero son habituales . El último conocido acabó con la detención de ocho personas de origen rumano en el momento en el que realizaban una importante destrucción de todo tipo de materiales.Dejarían sin luz y teléfono a una amplia zona.
Son gente trabajadora que a plena luz del día abren grandes zanjas para desenterrar el cableado existente y extraerle el cobre, que después venderán o llevarán para su tierra.

En el año 2010, en la zona ribereña hubo, por lo menos,siete robos de cable de cobre. Uno de las más llamativos fue el robo de dos contenedores de cobre de siete toneladas de capacidad cada uno de un centro de gestión de residuos.
Tampoco se libró el Estadio Municipal ‘El Montecillo’, de Aranda, donde por dos veces entraron los ladrones para romper las arquetas del sistema eléctrico y llevarse el codiciado cable de cobre, a pesar de estar selladas con hormigón.





También parecen gente culta y amantes de la historia, pero no se andan con chiquitas, pues nada menos que del Monasterio de San Pedro de Arlanza, considerado como la "cuna de Castilla",se llevaron con total impunidad, 163 planchas de cobre del tejado.










El Monasterio benedictino de San Pedro de Arlanza es uno de los cenobios más impresionantes que tuvo la Castilla Condal. Se trata del lugar elegido por el primer conde independiente de Castilla, Fernán González, para su enterramiento.
Aqui estuvierón enterrados el conde y su esposa Sancha por deseo propio, hasta su traslado a la Colegiata de Covarrubias en 1841.



Al valor artistico e histórico del cenobio hay que añadir su soberbio emplazamiento en los rocosos y majestuosos cañones excavados en la roca por el rio Arlanza.








La historia del monasterio de San Pedro de Arlanza, esta hundida en la leyenda, se dice que el origen del monasterio tuvo lugar sobre los restos lo que hoy es la ermita de San Pelayo, la misma se construyó en el año 850 y era una torre vigia haciendo los eremitas de propios vigias.

Cuando los monjes fuerón numerosos, el padre de Fernan Gonzalez mandó construir el monasterio con las trazas que hoy conocemos.

De su antigua edificación románica sólo han sobrevivido la torre, con sus arcos ciegos, los ábsides y algunas pilastras de la nave derecha. De la iglesia reformada en estilo gótico se conserva una parte del claustro y un patio.

En el año 1080 se construyó la iglesia triabsidal románica con tres ábsides semicirculares, y traza basilical, con tres naves y con amplio presbiterio y torre. Las columnas exteriores proceden del mediodia de Francia. La obra finalizaría en el 1081 con García Fernández. Su ábside será el prototipo de la provincia de Burgos, también su portada junto a la de Silos y Castrillo Solarana, son las más antiguas del románico burgalés.
En sus capiteles los relieves, muestran motivos animales y vegetales. Estas obras fuerón comenzadas por el abad Vicente.

Casi quinientos años más tarde, Simón de Colonia la revistió con las galas del gótico. Hoy todo es ruina y abandono, sólo la torre, vigía impenitente de siglos otea la esperanza. Posteriores reformas mejorarón la cubierta con una bella bóveda estrellada, obra del maestro Juan de Colonia, de la que ahora no queda casi nada.

De sus nostálgicas y monumentales ruinas quedan dependencias monacales, claustros y arcos que se niegan a desaparecer y, sobre todo, los restos de la monumental iglesia románica (siglo XI), su planta y los gigantescos pilares que sostuvierón sus bóvedas, los ábsides semicirculares, la torre (siglo XII), arcos torales y ventanales.

Lo mejor conservado son los tres ábsides semicirculares, esbeltos y de amplios presbiterios. Los arcos triunfales se proyectan sobre columnas geminadas hasta la primera imposta ajedrezada que recorre toda la cabecera, para después continuar con capiteles labrados a la altura de la segunda imposta.
Además de la torre de finales del siglo XII, construido por orden del Abad Frater Xemeno, varios restos románicos se encuentran repartidos por el complejo monastico, especialmente por el claustro y la sala capitular. Pero fuerón muchos más los que han sido trasladados a distintos museos nacionales y extranjeros.

El torreón denota gran carácter defensivo por su parte macizo y embergadura. De planta casi cuadrada y con cubo de gran tamaño adosado al poniente, donde se desarrolla la escalera de husillo que conduce a una sala abovedada en forma de cruceria ojival y doble puerta con gorroneras.

Hubo aqui una puerta románica a la iglesia, ahora trasladada al Museo Arqueológico Nacional, otros restos del monasterio se encuentran en el Museo de Arte románico de Barcelona, en el Metropolitam Museo de Nueva York y en el Museo Foog de la Universidad de Harvard.

Tiene el monasterio dos claustros, el mayor y el menor, el mayor de estilo herreriano, era donde los frailes encargados de los asuntos intelectuales hacian su vida. En su centro había una fuente que ahora se encuentra en el Paseo de la Isla de la ciudad de Burgos.

El claustro da acceso a todas las dependencias principales de la Abadia. Iglesia, Refectorio, celdas, sala capitular etc.

El claustro menor también herreriano del siglo XVI, era donde los frailes de menor grado, los que trabajaban en el campo y tenian oficios, hacian su vida. En este claustro hay un arbol de 160 metros de altura y de cerca de 100 años de antiguedad que pertenece a la familia de los Pinsapos.
De entre los elementos pertenecientes a este monasterio y que ahora se encuentran en otros lugares destacamos: las tumbas de Fernán González y su esposa Sancha, casullas, cruz y arquetas repujadas de plata que ahora se encuentran en la Colegiata de Covarrubias; la tumba de Mudarra ahora en la Catedral de Burgos; las glosas silenses ahora en Inglaterra y originarias de este monasterio; el esmalte de la Virgen de las Batallas ahora recuperada para el Museo de Burgos; la fuente precolombina del claustro renacentista ahora en los jardines del paseo de la isla en Burgos; los frescos románicos ahora parte en el museo de arte románico de Barcelona y parte en el museo metropolitano de Nueva York, las campanas ahora dos de ellas en la iglesia de Hortigüela; la antigua portada románica de entrada a la iglesia ahora expuesta en el Museo Arqueológico de Madrid, y un largo etcétera.

Estuvo poblado por monjes benedictinos hasta el año 1841, que lo abandonarón a causa de la desamortización de Mendizábal, llevada a cabo sin orden ni control, lo que motivó un expolio servido en bandeja a ladrones y aprovechados. Cada cual se llevó lo que pudo: la fachada occidental fué a parar al Museo Arqueologico de Madrid (1895). El sepulcro de Mudarra (heroe del poema de los siete infantes de Lara) fué a parar a la catedral de Burgos. Las pinturas capitulares posiblemente del siglo XIII del maestro Endesten se exponen en el museo de Barcelona y Nueva York. Covarrubias se hizo cargo en 1841 de los panteones hispano-romanos de Fernán Gonzáles y su esposa. El becerro (libro donde se recogían los temas del monasterio) se compró a un chamarilero que a su vez lo habia recuperado de un vecino sin apreciar lo que tenia. Las piedras de los sillares están en el cauce del Arlanzón a su paso por Burgos, y la mayoría de los 900 pergaminos donde se encierra la Historia de España en sus comienzos, anda en colecciones privadas e imposible de recomponer, además de otros objetos identificados como de este monasterio, repartidos como reliquias y expuestos por otros lugares.

Las pinturas de la Sala Palatina de San Pedro de Arlanza están en el Museo de Arte Románico de Cataluña.

Actualmente, su mantenimiento se realiza desde Valladolid, un día un par de ladrillos, envian algún técnico en coche oficial, pero no se llevan nada, que ellos no son rumanos.

14 comentarios:

Temujin dijo...

Atapuerques, este es un caso más de los muchos. Una excavación completa del Monasterio y su entorno quizás descubriera nuevos tesoros de Castilla.
Si miras, alrededor del emplazamiento (en el que solo están presentables los pies de las columnas) probablemente hubiese una pequeña población; solamente existe un problema no esta en bayadoliz...

El Autonómico dijo...

La historia de Castilla y la de San Pedro de Arlanza tiene similitudes. Viene de una fundación humilde, posteriormente destaca por encima de todos y finalmente es despojado y abandonado por sus propios hijos. Cualquier castellano que se precie debe visitar este mágico lugar al menos un día de su vida y una vez dentro dejar volar su imaginación.

Pero claro Temujín es que para la Provincia Unitaria Central Equidistante Leonesa Antagónica todo lo que no lleve felinos adosados no tiene interés pues es algo tabú; recordemos que su propio origen es felino. Mirar el torreón del monasterio y encontrarse el escudo de un castillo sin compañía viene a ser como tirarles un gato a la cara.

Álvaro Tilo dijo...

Cruda realidad las que nos ofreces de San Pedro de Arlanza. Hace como dos años que no pasó por allí, pero es lamentable ver perdido toda aquella impresionante obra de arte y sin que nadie quiera evitar su destrucción. Entiendo que nuestro patrimonio artístico es tan grande que resulte prácticamente imposible poder llegar a todos los lados, pero no sé, algo me dice que no lo estamos haciendo bien cuando permitimos que poco a poco se derrumbe, se pierda sin solución lo que un día fue un orgullo de los nuestros que nos precedieron.

Los de Valladolid seguro que no se llevan nada pero más seguro es todavía que tampoco traen nada. Les va más el silencio. Por estas tierras estamos en estos tiempos sabiendo algo más de ellos. No saben que hacer con la su propia incompetencia. Son unos TORPES E INUTILES. Aquí van a necesitar venir con bomberos para apagar una patata que les está quemando en las manos por culpa de ellos mismos.

Un cordial saludo.

María dijo...

Uy, ATA, si yo te contara...

Suerte vosotros que os vienen en plan novedoso los Rumanos, a hacer ahora sus fechorías. Aquí raro es el chatarrero gitano que no ha sido detenido o por robar, o por comprar cobre. En una ocasión se paralizó todo el tráfico ferroviario de la cominidad porque no sé que parte de las vías lleva cobre y con una cizalla lo arrancaron todo durante la noche. Te diré más, el primer detenido que yo asistí en mi vida, hace más de 15 años fue precisamente por robar cobre en unas torres de lata tensión además y yo... le miraba y me preguntaba...¿compensará jugarse la vida por esto?... en fin, una pena.

Vuestro San Pedro de Alcántara me ha recordado en le Bierzo EL MONASTERIO DE CARRACEDO una preciosidad que en zonas...se cae a cachos sin que nadie lo remedie ¿tendrán de ello la culpa también los de Valladolid? :-)

Por cierto precioso el vuestro y sí... es verdad, con más alcurnia histórica... es que nosotros semos más de campo ¿sabes?jajaja pero muy cuiriosines :-)


Muchos muchos besos ATB y graaaacias:)))

Atapuerques dijo...

Se me ocurre una idea, Temujin, ¿Se lo donamos a la ciudad de Valladolid, para construyan alguna consejaría sobre sus piedra?

Atapuerques dijo...

He Hecho el Sudoku, Autonómico, y me sale PUCELA.(Provincia Unitaria Central Equidistante Leonesa Antagónica). Y los felinos tampoco los he visto. Yo diría que son Leones.¿dices que les molestaría a los pucelanos?. Estamos empatados, ellos no saben donde está San Pedro de Arlanza y nosotros desconocemos el nombre del consejero/a de Cultura. Aunque nos acordemos de todos sus antepasados.

Atapuerques dijo...

La desidia y el abandono con San Pedro de Arlanza es uno más entre tantos agravios como tiene el riquísimo patrimonio de esta nuestra provincia.
Ellos quieren borrar la historia y que se circunscriba a Valladolid. Mal andamos en esta autonomía que olvida un hito tan importante como es el nacimiento de Castilla. Culpables todos pero responsables nuestros políticos.
Te alabo el gusto de ir a visitar aquellas honorables y penosas ruinas. también me gusta hacerlo de vez en cuando.

Un saludo, Alvaro

Atapuerques dijo...

Te cuento,María Auténtico San Pedro de Arlanza

Abi E. dijo...

Hola Ata, que buena lección que me has dado sobre la historia y la importancia de San Pedro de Arlanza, que por cierto hace tiempo que no paso por allí y eso que ademas me encantan aquellos farallones que hay en la otra orilla del río y la entrada del pozo azul a orillas del Arlanza.
Habrá que dar una vuelta para ver como nos lo estan dejando esta gente, si es que dejan algo.

Un abrazo

María dijo...

Uy ATA,

lo siento de verdad, jajaja estoy viendo la de barbaridades que te he puesto y me dan ganas de borrarte el comentario... es que no he hecho más que confundirlo todo y encima al final te rebautizo jajaja

Mira, me leo y estoy llorando de la risa...pero es que de verdad hoy he tenido un día de no dar pa más y claro... se nota ... sorry mil veces... mira consuélate, al principio confundía a todos los que empezaban por A con tres letras, a AUS, le llamaba ATB y viceversa... esta vez te ha tocado a ti, de verdad que lo siento.

Es cierto que se ve que vuestro monasterio de ARLANZA debió ser impresionante, pero aún está más hecho polvo que el nuestro...¡¡vaya pena!! hace juego con el wish you were here, que suena jajaja a ver... para compensar mis desastres te dejo...

UNO, EN CONDICIONES


Muchos besos y buenas noches...
ATABATA PATATA:-) ... que sepas que me voy de rodillas haciendo penitencia por mis pecados:-)

Novicia Dalila dijo...

Por aquí lo del cobre está a la orden del día, y ni siquiera cuando les trincan con las manos en la masa escarmientan, pero causan auténticos estropicios que tardan semanas en solucionarse, por no hablar de las carreteras a oscuras....
El románico es quizás el que más me gusta de todos los estilos arquitéctónicos. Es muy sobrio, muy íntimo. No sé. El gótico, aunque más llamativo y vistoso, me llama menos.

Un beso, Ata.

Atapuerques dijo...

Date prisa en acudir a ver las ruinas, Abi, que a este paso no quedará piedra sobre piedra.

Un saludo

Atapuerques dijo...

A veces las prisas, María nos juegan malas pasados, totalmente disculpables. Los que no tienen ni disculpa ni perdón de Dios, son toda esa pandilla de políticos encargados de la salvaguarda de nuestro patrimonio que se ponen hasta las trancas de blancos de ruedas por la Gran capital, minetras va desapareciendo nuestro rico patrimonio.
No estés más de rodillas.

Besos

Atapuerques dijo...

Yo alucino, Novicia, con la permisividad y negligencia que se observa ante estos atentados contra las personas y los bienes ¿Nadie se da cuenta? ¿Por qué parece que lo aceptamos como algo normal. ¿Porque es habitual?. Me niego.
Cuando te subas a lo más alto de las agujas de la mejor Catedral gótica del mundo hablamos.

Hasta entonces, besos