10/12/10

CHÚPATE ESTA, CALVO LEON

Esto es auténtico. La noche había sido muy agitada. Nuestro hombre se incorpora a duras penas de la cama, tras apartar las piernas de una mujer desnuda, y casi pisa a hombre tumbado en el suelo también desnudo. Tropieza con varias botellas de champán y wisky vacias que estaban por el suelo. A tientas, sorteando parejas desnudas por todos los lados, consigue llegar al baño, donde entreabriendo los ojos, el espejo le devuelve su rostro despeinado con restos de carmín por la cara.Tiene la lengua pastosa, pero algo le sobresalta. De la comisura de sus labios sobresale un hilillo blanco, y empieza lentamente a tirar de él. ¡Que sea una bolsita de té! XD ¡que sea una bolsita de té!




Y esto sucedió en la misma frontera entre las dos provincias. La mañana iba más o menos bien para los cazadores. Cada uno venía desde un punto distinto y vieron al unísono la misma bandada de codornices.
¡Pum! ¡Pum! Sonaron a la vez los dos tiros de escopeta. Los dos cazadores corrieron al punto donde habían caido las dos codornices muertas.
Las he dado yo, dice el cazador burgalés.
De eso nada, suelta el vallisoletano, los perdigones que las mataron fueron los mios. ¡Mías!, No, ¡Mías!.
Tras larga discusión al burgalés se le ocurrió una idea para conseguir el botín.
Venga, el que más aguante el dolor se las lleva y punto. A lo que el pucelano dijo: tuya ha sido la idea, tú empiezas.
Deja la escopeta en el suelo y ábrete de piernas, dice el burgalés, que tras una corta carrera le suelta al pucelano una patada con todas sus ganas, zás, en todos los huevos.
Estóico el pucelano y tras limpiarse los mocos, colocarse las órbitas en los ojos y secarse el sudor que le salía de las orejas, le dice al burgalés. Bueno, ahora me toca a mí.Prepárate. A lo que el cazador burgalés replica:
Sabes lo que te digo, que te quedes tú las codornices que no merece la pena discutir por tan poca cosa.

También me lo han contado y me lo creo

Uno de Valladolid llega al Casco Viejo de Burgos y se sienta en un bar. Llama al camarero y le dice:
- Chico, ven aquí.
El camarero llega y le dice:
- Aqui en Burgos no se dice 'chico', así que no me vuelvas llamar así. Llámame Jefe, Camarero, Tío...pero chico... no lo vuelvas a hacer.
El de Valladolid se empieza a mosquear y le dice:
- Vale, TIO, no pasa nada. Ponme un vasito de cerveza.
A lo que el camarero le contesta:
- Aquí en Burgos no tenemos 'vasitos de cerveza', puedo ponerte una cerveza, un corto, una caña, una jarra, un quinto, una birra, un garimba... pero 'un vasito de cerveza'... no.
El de Valladolid ya con un rebote de cojones le dice:
- Vaya!, pues ponme una caña, TIO. Y de camino traeme unas olivitas.
El camarero mira al 'pucelano' con desprecio y moviendo la cabeza hacia los lados le dice:
- Aquí en Burgos no tenemos 'olivitas', puedo ponerte unas aceitunas si quieres.
El de Valladolid ya aguantándose para no lanzarse a por el camarero le dice:
- Manda cojones el TIO, pues ponme unas aceitunas.
El camarero se va y le trae lo que le ha pedido.
A la hora de pagar, el de Valladolid paga al camarero y cuando le devuelve el cambio le dice:
- Un segundo tú, que tengo curiosidad, aqui en Burgos ¿cómo se les llama a los Gilipollas???
Y le contesta el camarero:
- Aquí no los llamamos, vienen ellos solos por la carretera de Valladolid...

10 comentarios:

María dijo...

¿Hoy te has levantado surrealista eh? :-)

En fin, de la primera parte me abstengo, porque lo de la bolsita de te, ha sido mucho para mi:-)

Entrando en la segunda fase, te pregunto:
¿Tas seguro que las codornices estaban muertas de verdad? porque no me extrañaría nada que si el vallisoletano fue tonto del bote para recibir lo que recibió, fue lo mismo de tonto para apuntar y el otro demasiado impetuoso:-) así que tras el ligero vahído que les dio a las codornices, salieron volando...
¡¡que son mu listas ellas y no se dejan pillar así como así!! :-)

Y de la tercera fase, te voy a contar un chiste ( si te lo destrozo, que es probable, tú te ríes igual) ¿Ok?:-)

Verás, llega uno de la aldea todo ofuscado, encendido y ofendido al bar y le dice al camarero:

-¡¡Ponme lo que quieras!!

-¿Cómo lo que quiera? ¡¡Usted dirá!!

-Es que vengo quemado, ponme algo fuerte

- ¿Y qué le ha ocurrido? hombre

-Un sin vergüenza, que me ha puesto a caldo...

- Pero ¿qué le ha dicho?

- Pues mire usted, me llamó imbécil, me llamó ladrón, me llamó cabrón, me llamó jajaja hijo puta,
pero cuando me llamó ...¡¡INDIVIDUO!! ¡¡ no lo puede soportar!! y le arreé ¡¡ una que le puse la cara del revés!!


¿Ta gustao?:-) engáñame anda, di que sí:-)

¡¡De verdad, qué te habrán hecho a ti los de fachadoliz!!:)))

Bueno ya te dejo en paz, que me están persiguiendo...


Muchos besos y no le des a nadie ¿vale?

Anónimo dijo...

Érase una vez en el Reino de los Cielos, Dios estuvo ausente durante seis días.
El Arcángel San Miguel, de repente, lo encuentra descansando al séptimo día y le pregunta a Dios:
'¿Dónde has estado?'
Dios, mostrando una sonrisa de gran satisfacción y apuntando con el dedo hacia abajo a través de las nubes, le dice:
'Mira, Miguel; mira lo que he creado.'
El Arcángel, confundido, mira y dice:
'¿Qué es eso?'.

Es un Planeta', le responde Dios.
'Y he puesto vida en él. Le llamaré Tierra. Y será un sitio donde todo estará equilibrado'.

'¿Equilibrado?', pregunta Miguel todavía confuso.

Dios le explicó, apuntando a las diferentes partes de la Tierra:
'Mira, por ejemplo, Europa del Norte será un lugar de grandes oportunidades y riqueza mientras que el Sur será más pobre; el Oriente Medio será una 'zona caliente'. Por aquí he puesto un continente de gente blanca, y por aquí he puesto uno de gente negra'.

Dios continuó apuntando a los diferentes países. 'Éste otro será extremadamente árido y cálido mientras que éste será frío y cubierto de hielo.'

El Arcángel estaba impresionado con el trabajo de Dios.

Entonces apuntó hacia una pequeña masa de tierra:

'¿Qué es esto?', preguntó. '¡Ah!', dijo Dios. 'Eso es España y allí, BURGOS: el sitio más glorioso de la Tierra. Tiene bonitos rincones y atardeceres apacibles. Las gentes de BURGOS serán modestas, inteligentes y de buen humor y los verán viajando por todo el mundo. Serán extremadamente sociables, trabajadores incansables y ganadores. Serán conocidos por el mundo como gente inigualable.'

Miguel estaba anonadado por tanta maravilla y bondad, y exclamó: '¿Qué hay del equilibrio, Dios? ¡Dijiste que todo estaba equilibrado!'

Dios, sabiamente, le respondió: 'Espera que veas la pila de gilipollas que he puesto frente a ellos en VALLADOLID!!!'.

Atapuerques dijo...

A mi no me gusta engañar a nadie, María. Tu chiste es tan malo como mis sucedidos.Igual, metidos en harina, hasta nos hubieramos reido. Veo que eres una "individua" que entiendes de caza,¿mayor o menor?. La moraleja es que hoy se han llevado algo del ejercito para Ppucela, como cada día.Antes te perseguían, ¿te han encontrado?
Chissss, un beso bajito.

Atapuerques dijo...

Me parece anónimo que equilibrio existe poco. La balanza se inclina exclusivamnet hacia el Pisuerga, Bueno el chiste

Temujin dijo...

Van dos de Bayadoliz y ven una empresa cuyo rotulo dice

"ACEROS INOXIDABLES"

Uno de ellos dice,

Que ¿nos hacemos?

Atapuerques dijo...

Un colega mio pregunta a otro:
¿Tú cuántos llevas? Solo cuatro.
Joer, como las putas. Crisis
Me lo sabía, Temujin, con "Aceros de LLodio"

Novicia Dalila dijo...

Me hacen gracias esas rivalidades entre gente que no tiene más remedio que compartir ciertas cosas, les guste o no. Aquí oigo muchos chistes entre morateños (donde trabajo) y los del pueblo de al lado (el de mi suegro, por ejemplo).... Hay chistes que se remontan a la adolescencia de mi suegro y que siguen vigentes (hay uno en concreto que tengo que oir al menos dos veces al año todavía....). Siempre me hacen reir todos estos chistes... La ironía popular no tiene límites....

Un beso, Ata.

El Autonómico dijo...

Cuando se vive en tierras fronterizas rodeados de cuatro regiones es normal que salgan esta cantidad de chistes. Bueno, ahí va otro:

Van en un vagón del AVE Valladolid-Burgos una gorda, una rubia guapísima, un burgalés y un pucelano. De repente, el tren se mete en el túnel de Peña Rayada y se queda el vagón a oscuras; entonces se oye un guantazo enorme ¡PLAF!, el tren pasa el túnel y vuelve la luz.

Los cuatro pasajeros se quedan pensando en lo que ha podido ocurrir.

* La gorda piensa: "seguro que el burgalés le ha metido mano a la rubia, la rubia se ha mosqueado y le ha dado un guantazo."

* La rubia piensa: "seguro que el burgalés ha intentado meterme mano, se ha equivocado y la gorda le ha metido una hostia."

* El pucelano piensa: "seguro que el burgalés le ha metido mano a la rubia, la rubia se ha equivocado y me ha dado la hostia a
mi."

* El burgalés piensa: "a ver si llega el túnel del Almendro y le meto otra hostia al puto pucelano."

Atapuerques dijo...

Un beso, Novicia.
En realidad uno no tiene nada contra los pucelanos personas, es contra esta institución que nos ROBA algo cada día del año y a mi no me hace ninguna gracia.

Lo mismo que a aquel empresario brasileño de la minería brasileña que en una visita a una de sus minas donde hacía tanto calor que los mineros estaban totalmente desnudos fuera de la mina, y preguntó el motivo por el que estaban allí tumbados sin hacer nada.
.- Es la hora de la comida, le respondieron los capataces.
.-Y ¿Por qué están todos negros?
Por el hollín de la mina de carbón, le explicaron.
.-¿Y aquel minero, por qué tiene todo el cuerpo negro y la chorra blanca?
Ah, ese es que ha entrado al barracón a hablar con la secretaria.

Es malo, Novi, pero te debía uno

Atapuerques dijo...

Muy bueno el chiste, Autonómico.

.-¿Te cuento un chiste de pucelanos?
.-Oye, que yo soy de Valladolid
.- Descuida, que te lo cuento despacito.