15/11/10

LOS HOMBRES DE KANAPOI

2 Millones de años. Desde una civilización lejos de nuestro sistema.



Las nubes corrieron por el cielo ocultando totalmente el sol dando lugar a una noche oscura y silenciosa en breves momentos.
Antes, una luz triste caía sobre las fachadas de las iglesias, los palacios, las casas de la ciudad al sonido de un tam tam fúnebre.



Lo primero fue apoderarse de sus cabezas. Como en un sueño la gente se quedó sin su cerebro, viéndose el cuenco de sus ojos.


En unos segundos oscuros y trágicos la ciudad se pobló de extrañas criaturas.

El lugar, antes lleno de bullicio, se convirtió en lúgubre,misterioso y sin reflejos. Se habían convertido en figuras pompeyanas.

Las autoridades quedaron petrificadas, turbadoras y misteriosas.


Huerfanos del consejo de los mayores secuestrados por aquella rigidez instantánea.


Desarmada las fuerzas vivas sin ocasión para combatir.
Los seres vivientes habían sido sobrepasados por alguna fuerza oculta.




Sus más fieles colaboradores quedaron de esta guisa.








Hasta el perfume de mujer había desaparecido. Sus largas piernas, su estrecha cintura y su delicada garganta le impedia mostrar su bella mirada y su envoltura de bronce se adhería a todos los pliegues de su cuerpo convertido en una materia rígida.







Los niños no habían tenido tiempo de darse su último beso convertidos en una envoltura de cristal.









Ni sus delicados pies ni sus rubios bucles consiguieron romper ese maleficio cristalino que les aprisionó.






Nadie pudo socorrer a nadie sin tiempo siquiera de horrorizarse.





Caminando con pasos de autómatas quedaron cual estatuas de piedra a la luz del aquella claridad fantasmagórica.





Gentes venidas de otras tierras quedaron como fantasmas de bronce.







No se derramó ni una sola gota de sangre , pero nadie pudo socorrer a nadie en aquella noche repentina y misteriosa.





El sudor de su frente brillaba cual relámpago de acero.



Vinieron de otros mundos.





Y convirtieron a los humanos en estatuas de bronce.







En todo tipo de naves.






La escena era como la de un desfile de muertos viventes inmóviles.








Hubo quien intentó gritar el nombre sus seres queridos pero sus palabras se quedaron en su boca para siempre.







¿Antepasados, Parientes cercanos?





¿Cobrarán vida animada al cambio de temperatura?





¿A los -20º? o quizas, a los 40º?





No sobrevivieron ni los científicos.




Ni las clase sociales se respetaron.






Esas mano frias y duras. Nadie hablaba ni murmuraba.Sólo el ruido del fluir del rio.


/>

Sin tiempo para ningún movimiento




Ni un grito se oyó entre la niebla



El proceloso mar espera nuestra navegación entre los fantasmas de otros mundos.

22 comentarios:

Merce dijo...

Me encantan las estatuas que hay por Burgos. No sabía que hubiera tantas. De las que he visto me ha gustado mucho la castañera, el peregrino lo conocía y alguna más. Y claro, me he hecho fotos en plan turista total...
A mis hijos les encantaron.

Está bonito Burgos, a pesar de las obras.

Besos, Ata.

Novicia Dalila dijo...

Ya hiciste en un post muy anterior, de tus principios creo,una mención muy especial a todas estas estatuas que salpican la ciudad de Burgos. Lo tengo apuntado desde entonces para no perderme ni una el día que pueda subir hasta allí.
Son preciosas. Me gustan especialmente las de niños...

Un beso y gracias, Ata.

Atapuerques dijo...

Merce, "los de siempre", ya sabes lo que se oponen a todo han bautizado a las estatuas como "pongos". A mí me parece que dan personalidad a los rincones de la ciudad. Ya me gustaría que hubieran puesto Boteros (me refiero al artista colombiano, que los del oficio también se merecen una estatua)pero es lo qe hay.Faltan varias, como el lector de prensa con quien, seguro te hiciste foto, tras el bocadito del Pecaditos, el peregrino del puente Malatos, pero esas para otro día,

Muchos besos

Atapuerques dijo...

Gracias Novicia,¡Qué gran seguidora tengo contigo!
Efectivamente, hice otra entrada defendiendo la proliferación de estos elementos decorativos de la ciudad, pero ahora he querido (no se si lo he logrado) acojonar con este relato "terrorífico" a mis oponentes, por oponerse a todo, conciudados. Cada vez que pasen cerca de una de ellas piensen que se pueden quedar como estatuas de sal y que se jodan.
Gracias a ti por el comentario, que pases un feliz dia y un beso.
PD. Dices eso de subir a Burgos como si estuvieramos en el Polo Norte, Porfa, si estamos ¡ahíeneso! a tiro de piedra.

Fuentecillas dijo...

Hola Atu
¡¡ Como te lo curras¡¡ Las tienes todas.
Por lo menos paseas por la ciudad, quizás si otros harían lo mismo ,otro gallo nos cantaría.
Saludos

Atapuerques dijo...

No todas, no todas, Fuen. Nadie me quita mi horita de paseo diario por todo Burgos, haga frio, calor y me lo paso bomba cuando nieva.
Te prometo vigilancia a las obras de la Isla.¡Verás que chula va a a quedar!
Besos

KOKYCID dijo...

¡Genial la entrada! Que original... Me ha encantado. De las estatuas no puedo decir lo mismo: la mayoría de esas estatuas son fabricadas en cadena (parecen hechas con un molde de esos para hacer castillitos de arena)-lo que no quita que haya alguna realmente buena-, no tienen ningún valor artístico y sin embargo pagamos un pastón por ellas. Hemos pasado de ninguna a una invasión total. Debe ser que sobra el dinero (que se lo cuenten al comedor de Cáritas). Me imagino a un pobre cieguito con su bastón sorteando "bolardos" con forma más o menos humana dejados caer al tun-tun por algún genio local.
Si por mi fuera devolvia la mitad de esas "paletadas" a los almacenes municipales.

Atapuerques dijo...

Algunas son "bárbaras". Kokycid. A mi no me disgustan aunque a varias se les puede mejorar la calidad claramente.
A la altura de donde estuvo el coso de Vadillos han prometido la estatua de un toro, y ya veremos si aquello va a parecer los San Fermines, Wall Street o el torete de Teruel.
Un saludo
Soon

María dijo...

Muaaaaaaks, ATA ¡¡por esta entrada, así de entrada, que te lo has ganado!! :-)

Es cierto que en otra entrada nos enseñaste estas estatuas de bronce, que tanto me recuerdan a las que hay por Oviedo ( esas las he tocado y las tuyas, no)
Y ¡¡cómo me gustan!! si de verdad quedaran así de preciosas las personas ( sólo por un tiempo) como en el cuento de la Belladurmiente, no estaría tan mal... me encantan los niños y los ancianillos, tenéis toda la ciudad llena de ellos y sí, lo mejor del mundo son ellos, aunque algunos, tristemente piensen que los viejos sólo estorban.

Y jajaja ¿qué bien se ve la estatua de tu link? ¿qué le ocurre, le duelen los pies o se cuenta los dedos?:-)


Preciosa, ATA.


Montón de besos y que hoy sólo veas luz alegre en tu ciudad.

PD
¡¡ah!! mi resfriado, va a menos, no te preocupes :-)

panterablanca dijo...

Qué yuyu da este relato, chico. ¿Y todas las esculturas están en Burgos por la calle? ¡Anda, que chulo!
Besos selváticos.

Atapuerques dijo...

¡Naah! Un peregrino que me estaba enseñando un juanete, María.¿Has visto la foto a tamaño completo? Es que con gafas de sol mejoro bastante.Ya he limpiado la pantalla de mocos y espero que tú también y ni un atchís más.
Bonita ciudad Oviedo y llena de estatuas, pero por aquí no gustan mucho al vecindario. Veremos sin con una buena nevada encima de ellas cambian de opinión.

Escuché el otro día a un intelectual de estos que dicen gobernarnos que había que rebajar la expectativa de vida para que llegasen las pensiones, o sea que cree que los viejos sí que estorban.Estos organizarán los viajes del Inserso en autobuses destartalados y en aviones de tercera mano.
La ciudad de Burgos tiene un cielo azul muy alegre y es bonita con ese sol de uñas que se ve en ocasiones y hasta en los días grises y plomizos. Casi siempre y al que no le guste que se traslade a vivir a Alicante.

Besos poco a poco

Atapuerques dijo...

Me alegro Pantera de que veas en esas letras un relato.
Sí, claro que están en Burgos pero esas no se mueven. Inmóviles tenemos muchos más elementos.
Brrr, besos.
PD Hay tres que no

Abi E. dijo...

Hola Ata, uuuuufffffffffff la mitad no las conocia, tendré que ir a Burgos a pasear ademas de al médico.

Un abrazo
el lio de Abi web
el lio de Abi

Moira dijo...

Qué bien!, cuando vaya a ver el Museo de la Evolución también podré contemplar estas estatuas

En Pontevedra también hay unas cuantas.

Veo, señor Atapuerques, que ha optado por mostrarse en su perfil...¿con un colega de vinos?

Temujin dijo...

Pues a mi me gustan, creo que le dan... una cierta personalidad a las calles...

María dijo...

¿No me lo puedo creer, ATA?

¿Dices en serio que a los Burgaleses no les gusta que les pongas estas preciosidades por sus calles? ¡¡de verdad, el frío no sólo es malo para los resfriados, a algunos, les debe helar las neuronas!!

Mu guapo, de veras, se te ve como a un bichillo pequeñajo jajaja pero se te intuye de maravilla:-)


Montón de besos y ¡¡ feliz finde !!
yo, me voy a la guerra ¡¡deséame suerte porfa!!
a TEMU, ya se la pedí ayer :))

Atapuerques dijo...

Ya te diré, Abi, el nombre de un médico amigo que no te quita ni del tabaco, que no creo que fumes, ni de lo otro, ni de tus caminatas, ni de un vinito o una cervecita de vez en cuando, y mucho menos de pasear por Burgos buscando estatuas.

Un saludo

Atapuerques dijo...

Par redox, Moira.
Et cum spiritu tuo.
Date prisa en venir que ya sabes lo que pasa con el transcurrir del tiempo, y de paso te vienes de vinitos con mi colega el podólogo.

Atapuerques dijo...

Sin duda, Temujin que aportan personalidad a las calles de la ciudad, y lo normal es que los turistas les tiren una foto, incluso a las más feas, que también las hay.

V dijo...

Pues como ya pusiste muchas de las esculturas en la otra entrada, el otro día cuando leí esta me fijé en el texto y me imaginé en Pompeya :o

El texto es una pasada, lo sepas :-) Chulo, chulo de veras. Yo no podría escribir algo así, ni de coña.

Besetes :):)

p.s. La mejor, la de las castañas :D

Atapuerques dijo...

V: Me repito más que las castañas. Buenas pizzas las de Pompeya.
Besetes

Roberto dijo...

¿cual es la dirección en la ciudad de cada uno de las estatuas? en la ciudad de burgos