12/3/10

CINCO HORAS EN SEDANO

Sé, D. Miguel, que si te concediesen 5 horas más de vida, hubieras elegido pasarlas en tu querido pueblo burgalés de Sedano, escuchando el canto de esas perdices amigas, o hablando con el Sr. Cayo sobre la milana bonita.
Ahora que ya no estás entre nosotros, agarraremos tu Biblia y te leeremos las frases que nos hayas dejado subrayadas.Descansa en paz, Miguel Delibes, viejo cazador que escribías, sabio de otro siglo.


Su obra literaria aparece salpicada de referencias a Sedano y a los pueblos sumergidos entre sus loras. Nos habla de sus agotadoras jornadas de caza y pacientes tardes de pesca en las tablas del Rudrón que luego trascribía a sus cuadernos cinegéticos. En muchas de sus novelas se adivinan paisajes, dichos y personajes de estos lares.
Las menciones a este territorio elegido por Delibes para su descanso son muchas, pero acaso ningún lugar lo deslumbró tanto por su elocuente soledad como Cortiguera,escenario de las vivencias de El disputado voto del señor Cayo.




Sedano es un pueblo cordial,con un caserío señorial y palacios habitados por el olvido.Está situado sobre una larga faja en un valle abrigado, donde tanto los misteriosos cataclismos como la paciente labor erosionadora de las aguas han hendido el roquedo del páramo; el rio Moradillo ha creado un valle donde el agua salta por numerosas fuentes garabateando cascadas.
La Plaza ocupa el centro del desperdigado caserío de Sedano. En ella está el Ayuntamiento, recio edificio neoclásico con soportales de cinco arcos de medio punto y anexo a su coetáneo dotado de pórtico adintelado. Ambos logran transferir al rincón ese aire típico de los pueblos castellanos que tanto atrae. Un palacio cúbico del siglo XVIII, con vanos adintelados y otros edificios de gran tamaño con galerías de madera levantados cerca reafirman la sensación.
Cerca de la Plaza, las cristalinas aguas que atraviesan el viejo molino que los Bustillo-Arce poseían, deja oír su rumor. El edificio actual del molino recientemente restaurado, es del siglo XIX, aunque en una esquina, muestra un escudo de los Bustillo-Arce, sus antiguos propietarios, de los tiempos de la torre, esto es, del siglo XVII. Aún se ve la doble arcada con sus rodetes en el cauce. Actualmente se dedica este molino restaurado a la actividad hostelera, destacando en su interior la maquinaria antigua usada en la labor de la molienda.
A la izquierda de la Plaza, una empinada y estrecha calzada nos conduce a la iglesia parroquial de Santa María. Bajando de nuevo al pueblo y siguiendo carretera adelante, a orillas de la misma, veremos una urbana ermita barroca del siglo XVIII, utilizada ocasionalmente. Más adelante sobresalen un par de casonas del siglo XVII con sus portadas de medio punto.

Ya en el barrio de Las Eras este tipo de casas nobles dejan de ser novedad, aunque varias de ellas muestran signos de intervenciones dirigidas a su habitabilidad más acorde con los tiempos modernos. También en este barrio, junto al puente que salva el Sedanillo, se encuentra un molino del siglo XIX, ya obsoleto como todos.
En este mismo barrio, una cascada del Sedanillo preside un paraje húmedo y umbrío, de mucho sabor romántico. Un molino situado en la orilla derecha del río, casi arroyo aún, construido en 1847 pero abandonado en la actualidad, da el definitivo toque al paraje donde otrora abundaban los cangrejos.

En el barrio de Valdemoro, merece la pena visitar al final de un grupo de casas un curiosa fuente tallada en la roca.




# Aún es de día (1949)
# El camino (1950)
# El loco (1953)
# Mi idolatrado hijo Sisí (1953)
# La partida (1954)
# Diario de un cazador (1955). Premio Nacional de Literatura.
# Siestas con viento sur (1957). Premio Fastenrath.
# Diario de un emigrante (1958)
# La hoja roja (1959). Premio de la Fundación Juan March.
# Las ratas (1962). Premio de la Crítica. Adaptada
# Europa: parada y fonda (1963)
# La caza de la perdiz roja (1963)
# Viejas historias de Castilla la Vieja (1964)
# Usa y yo (1966)
# El libro de la caza menor (1966)
# Cinco horas con Mario (1966)
# Parábola del náufrago (1969)
# Por esos mundos : Sudamérica con escala en las Canarias (1970)
# Con la escopeta al hombro (1970)
# La mortaja (1970)
# La primavera de Praga (1970)
# Castilla en mi obra (1972)
# La caza de España (1972)
# El príncipe destronado (1973)
# Las guerras de nuestros antepasados (1975)
# Vivir al día (1975)
# Un año de mi vida (1975)
# SOS : el sentido del progreso desde mi obra (1976)
# Alegrías de la Caza (1977)
# El disputado voto del señor Cayo (1978).
# Aventuras, venturas y desventuras de un cazador a rabo (1978)
# Un mundo que agoniza (1979)
# Las perdices del domingo (1981)
# Los santos inocentes (1982)
# El otro fútbol (1982)
# Dos viajes en automóvil: Suecia y Países Bajos (1982)
# Cartas de amor de un sexagenario voluptuoso (1983)
# La censura en los años cuarenta (1984)
# Kastila zaharreko kontu zaharrak (1985)
# El tesoro (1985)
# Castilla habla (1986)
# Tres pájaros de cuenta (1987)
# Mis amigas las truchas (1987)
# 377A, Madera de héroe (1987)
# Mi querida bicicleta (1988)
# Dos días de caza (1988)
# Castilla, lo castellano y los castellanos (1988)
# Mi vida al aire libre (1989)
# Nacho, el mago (1990)
# Pegar la hebra (1991)
# El conejo (1991)
# Señora de rojo sobre fondo gris (1991)
# La vida sobre ruedas (1992)
# El último coto (1992)
# Un deporte de caballeros (1993)
# 25 años de escopeta y pluma (1995)
# Los niños (1995)
# Diario de un jubilado (1996)
# He dicho (1997)
# El hereje (1998). Premio Nacional de Literatura.
# Los estragos del tiempo (1999)
# Castilla como problema (2001)
# Delibes-Vergés. Correspondencia, 1948-1986 (2002)
# España 1939-1950: Muerte y resurrección de la novela (2004)
# La tierra herida: ¿qué mundo heredarán nuestros hijos? (2005)

26 comentarios:

KOKYCID dijo...

Un tío muy grande. Y eso que no me simpatizan mucho los cazadores (el debía ser un cazador muy diferente a los bravucones que van dejando el campo plagado de plasticos y latas de cerveza y cocacola vacias. Que son con los que yo he topado siempre) Decían hoy en la radio que sus novelas más que entretener, acompañan. Lo descubrí siendo quinceañero con el Principe Destronado, y después seguí disfrutando con otros. Es una bobada, pero puede que ahora me meta con alguno de los que no he leido. Que disfrute de la Gloria Eterna.

Novicia Dalila dijo...

Lo he leído hace unas horas y me he estremecido. Me gustaba este hombre escribiendo. También he dicho en alguna ocasión que las películas que he visto basadas en libros suyos han sido siempre estupendas. Los Santos Inocentes es una de ellas. Es tan magistral la forma de describir el ambiente cazurro, servil de la época...
Siento su muerte. Se va un grande de las letras españolas, pero al menos nos deja su obra.
Me pasa como a Kokycid, que ahora seguramente me anime a leer algo más de él.
Descanse en paz.

Atapuerques dijo...

Desconozco, Kokycid, si era un cazador reconvertido, aunque creo que sería un cazador legal y ejemplar. Pero uno de sus ultimos escritos "La tierra herida", va en la direccion de respeto máximo al medio ambiente.

Atapuerques dijo...

La Castilla ancestral la plasmó como nadie en sus novelas, Novicia, e incluso alguna de las películas basadas en su libros es buena, cosa harto dificil.
Eso, que nos espere muchos años.

Josemi dijo...

«Ancha es Castilla, reza un viejo y acreditado aforismo. Pero si Castilla es ancha o no lo es depende no sólo de la perspectiva que adoptemos para contemplarla, sino de la parte del país que recorramos, lo que equivale a afirmar que Castilla, antes que ancha —o además— es varia y diversa....".
Nadie describió mejor Castilla que Delibes. Qué bonitas esas tierras de Pesquera, Cortiguera, los Cañones del Ebro, la Ermita visigótica de Santa Centola y Santa Elena, en Valdelateja.... Qué bonita la Sierra de la Demanda. Qué bonita la zona de pinares. Qué bonita Burgos. Qué bonita Castilla.
Descanse en paz.
Un cordial saludo
Josemi, Briviesca

Abi E. dijo...

Hola Ata, que buen recuerdo has hecho de Miguel Delibes y completo. he estado tentado de poner alguna de las fotos que tengo de esa zona en una entrada al respecto, pero al ver ahora la tuya me alegro de no haberlo hecho.

Delibes era un cazador de los de ley: él y las perdices, ladera arriba y ladera abajo, siguiendo el vuelo de la perdiz roja, nunca debastaba el campo, como hacen los actuales, que son escopeteros no mas, nuevos ¿ricos? en una inmensa mayoria.

Se ha ido el mas grande en el manejo del castellano viejo.

Un abrazo
el lio de Abi

Atapuerques dijo...

¿ Y que me dices, Josemi, de Orbaneja del Castillo, uno de los pueblos más bonitos de España, con sus cascadas de agua cristalina por entre el caserio del pueblo?.
Estoy contigo, Castilla tiene muchos merecimientos, y nuestro Burgos es bonita hasta su tierra de campos, la Ribera del Duero, Lerma, Briviesca...
Una pena lo de Delibes, era un gran escritor, una gran cazador, y un gran hombre.
Un saludo

Atapuerques dijo...

Suponía,Abi, que conocías estupendamente esa zona de Sedano, Covanera, el pozo azul..., y tendrás alguna anécdota de algún viaje tuyo por esos pueblos y parajes, para mí, los más bonitos de la provincia de Burgos.
Te cuento una mía con Delibes.
A su hermano, concesionario de la Seat en Pucela, le compré, cuando vivía allí, mi primer coche, un 133 (era un seiscientos con otra carrocería), y por cosas de mi trabajo, regalaba una agenda de caza y pesca, que hice llegar a D. Miguel, y cada vez que iba por allí, me regalaban de su parte, un llavero de la Seat. Cosas.

Sin duda, Delibes estará ente los grandes de la Literatura española.
Un saludo, Abi

BIPOLAR dijo...

¡qué extraña soledad!

Atapuerques dijo...

Cuando un genio nos deja, Bipolar, otr@ viene a ocupar su lugar.

Temujin dijo...

Cuando hables con un cazador preguntale si ha leido el Tratado de Caza que se llama La Caza de la Perdiz Roja. Nadie ha escrito sobre la caza como Miguel Delibes. Nadie. No soy cazador ni me gusta la caza, pero cuando acabe de leerlo, coño, que casi voy a por una. Habal de la caza a pie, pisando el campo, persiguiendo a la famosa Alectoris Rufa, bicho esquivo y taimado donde les hubiere. Como disfrutas con la persecucion de la misma. Eso es cazar, ahora se van a pegar tiros sentados contra animales de granja, no es lo mismo.
Las Ratas, lectura recomendable, Daniel "el mochuelo" y demás hacen mucha compañía...
Los Santos Inocentes, veraz relato de una época de España.
Yo no le conocía, aunque se de sus andanzas por Sedano. No es de extrañar, por esa zona sera de las más bonitas de España. Yo he recorrido sus montes a pie (hace ya algunos años) y allí la biodiversidad es impresionante. Incluso anida o anidaba una pareja de Alimoche (el buitre que rompia el huevo del avestruz) que tambien retrato el insigne Don Felix Rodriguez de la Fuente (que va a hacer dentro de poco treinta años de su muerte)...
Yo echaré de menos su lucidez, pero aprovecharé para leerme otra vez algunos libros suyos...
Que Fortuna le sea propicia donde este...

Temujin dijo...

Quizas, hubiera que recordar a alguien lo que es ser intelectual y lo que es trabajar para ganarse la vida..
Viendo su numerosa obra se adivina que trabajaba por gusto y se ganaba la vida honradamente...
Lo digo por otros que dicen ser intelectuales y son ladrones...

Atapuerques dijo...

Aquí andamos, Temujín hablando bien de un pucelano, ya solo nos queda la Patricia Conde.

"Los fusilamientos de la alectoris Rufa",
podría haber sido un título de alguna de sus innumerables obras, y trataría sobre los métodos que utilizan los cazadores actuales para darle al gatillo. Se sientan los cazadores vestidos con su traje de faena en el campo en un sofá, con unas cervecitas fresquitas,con sus escopeta a punto, escuchando el carrusel deportivo, y según van saliendo las perdices de las jaulas, les van fusilando.¡Pum, Pum!
Foto con la percha conseguida y a presumir al bar.
Aún queda alguno de los auténticos como Delibes, pero son los menos.

Atapuerques dijo...

A mí, Temujin, Sí que me gusta la caza, principalmente escabechada.
Lo que me recuerda que alguna ministra de Egpaña pide ahora el premio Nobel para Delibes.
¿¡Qué Pais!?

María dijo...

Hola ATA,

vengo a verte un minuto antes de salir, porque me encanta venir a tu casa siempre, pero hoy más.

A mi Delibes, me parece o mejor, por desgracia, me parecía de los últimos SEÑORES, así, con mayúsculas. Además tuve la gran suerte de conocerlo en persona y si ya me tenían enamorada sobre todo su Daniel "el mochuelo" en el Camino y "Cinco horas con Mario", dos de mis novelas favoritas, al conocerlo te enamoraba su sencillez y lo campechano que era, cómo le encandilaban los niños los niños y aunque era un tipo así, no demasiado expresivo, te hacía sentir muy cómoda en su presencia, un verdadero lujo, de verdad.

Y sí, ATA, estoy convencida sin ninguna duda, que era de los cazadores más que legales, de los que se lo curraba en igualdad de condiciones con la pieza, si no fuera por la escopeta, claro...( que yo, estoy rodeada de cazadores y soy anticaza;-)

En fin, que lo he sentido mucho, a parte de por su pérdida, porque murió de lo mismo que mi padre y
ahí, se me juntan dos penas.
Espero que donde quiera que esté, se haya reunido con su esposa, a quien creo, estaba deseando volver a ver, ojalá se hayan reunido por fin los dos.


Un beso muy grande para él,
y otro, igual de grande, para ti.


PD. Y tienes toda la razón, Orbaneja es precioso.

V dijo...

Si es que al final tendré que subir, ay. Ahora mismo lo hablaba con C. que a ver cuándo, pero qué follón que llevo, prrr!!!

Bueno, yo siempre que alguien se muere pienso varias cosas, y una de ellas es, que tal vez, en este caso, se ha muerto un gran escritor, pero quien sabe si al tiempo no estaba naciendo otro? :-) consuelo un poco tonto, pero... quien sabe.

Besitos.

p.s. genial la segunda foto. A eso en geomorfología se le llama erosión por descalce. Ya te digo, chulísima :-)

Álvaro Tilo dijo...

Bonito y merecido homenaje, el que haces a D. Miguel Delibes, así como a Sedano, ese bello municipio burgalés que tuvo el privilegio de contar con su presencia.

Me alegro de este nuevo reencuentro.

Nos seguiremos viendo.

Un coridial saludo.

Atapuerques dijo...

¡Bravíssimo, María!
Te gusta Orbaneja del Castillo, te gusta Miguel Delibes, te gusta la música.
Ya sabemos de donde te sale esa vena artística que tienes.
Mil besos, que como tú dices hoy voy volado...

Atapuerques dijo...

Al final, Vero, subimos todos, que al final de la jornada aquel que se salva sabe y el que no, no sabe nada.
¿O adonde vas a subir?
Explícate.
A eso que vosostros los geomorfólogos llamais erosión por descalce, por aquí le decimos Rio Ebro.
Besines

Atapuerques dijo...

Un cordial saludo, Alvaro Tilo.
Espero que nos sigamos leyendo.

V dijo...

A ver Burgos! XD

Taluego :-D

Atapuerques dijo...

;D :D
Qué gran noticia Vero, Conozco de alguien que se ofrece como guia, maduro inmaduro,docil,cuerpo normal, con conocimiento del medio a nivel usuario y buen nivel de gastrononomía, enología y monumentos.
Besines

Temujin dijo...

Y ademas tambien sabe lo suficiente de árboles, muchas gracias por anunciarme Atapuerqués. Solo te ha fallado lo de cuerpo normal, pero muchas gracias...

Atapuerques dijo...

No me digas, Temujin, que cuando la enfermera dice aquello: ¡Que pase el paciente del cuerpo extraño!, eres tú el que entra en la consulta.A eso me refería.
Y sobre árboles te ganan las biólogas.¿o no?
Cara o cruz, aunque yo lo ví antes, jeje

Temujin dijo...

Simplemente me dicen:
"Que pase el cuerpo..." no digo más...

Atapuerques dijo...

Te juro, Temu, que yo de "eso" ni tengo idea, ni quiero tenerla. Solo me gustan ellas.
Buena tarde